¡Meditá 15 minutos al día!

Actualizado: 4 ago 2020


Desafiate a reconectar con tu ser. Devolvele paz a tu mente y a tus días en sólo 15 minutos.


El ritmo habitual de nuestras vidas no nos deja estar en calma. A veces aturdimos tanto a nuestra propia mente que necesitamos un botón de "reiniciar", y muchos hasta tenemos la mala costumbre de dormir con el celular al lado de la almohada permitiendo que nuestros pensamientos no dejen de alterar el cerebro.



La meditación nos ayuda a re-enfocarnos y nos recarga de energía. Nueva energía para empezar el día, poder mantenernos activos o lograr un cierre de día en balance.


Calma, reencuentro y energía


Es posible tener días más productivos y plenos con sólo 15 minutos de meditación. No permitas que los días agitados y las pocas ganas interfieran con tu cuidado personal. La meditación es una inversión en vos, y este momento se va a convertir en una relación de intimidad con uno mismo.

Lo ideal es hacer este ejercicio por la mañana para comenzar el día con energía o por la noche para poder conciliar mejor el sueño. También se puede realizar durante la tarde para recargar las energías y llegar mejor al final del día.



15 minutos para invertir en tu Ser en 4 etapas:


PREPARACIÓN

1. Comenzá a preparar tu lugar. Sentate cómodamente donde puedas dejar que tu cuerpo se relaje.

Es tu elección si necesitás establecer una alarma a los 15 minutos.

Toma medio vaso de agua antes de comenzar.

Tip: Podés elegir música de fondo instrumental (sin voces), prender un hornillo aromático o refrescar tu espacio con algún aromatizador ambiental, etc.


MEDITACIÓN

  1. Respirá profundamente y exhalá en no menos de 3 segundos. Repetí 3 veces.

  2. Seguí pensando en tu respiración siendo cada vez más consciente del aire que ingresa a tu cuerpo. Cada vez que exhales, dejá el cuerpo se sienta pesado y evadí movimientos durante la meditación/visualización.

  3. Empezá a relajar el pecho. Conectate con sentir el proceso de respiración.

  4. Relajá los dedos de los pies y continuá subiendo esa misma sensación de aflojamiento. Recordá seguir respirando profundamente.

  5. Continuá aflojando tus músculos hasta llegar a tu cabeza en donde te enfocarás más profundamente.

VISUALIZACIÓN

  1. Imaginá estar en la naturaleza. Un lugar que sea hermoso para vos.

  2. Ese lugar es perfecto: la temperatura, los colores, la tranquilidad que se siente.

  3. Ahora vas a enfocarte en repetir la/s siguiente/s frase/s:

  • Soy fuerte

  • Soy capaz

  • Soy vida

  • Soy persona

  • Me amo



AGRADECIMIENTO

De a poco despedite de tu paisaje con una sonrisa. Agradecé y date las gracias a vos también.


Preguntas frecuentes:

A. Es necesario realizar la parte de Visualización?

No, no es obligatorio aunque es una técnica que puede ayudar a trabajar en el desarrollo personal.

B. Puedo cambiar las frases para trabajar en desarrollo personal?

Sí, podés crear tus propias frases de acuerdo a lo que quieras trabajar. Tené cuidado en cómo te hablás y siempre con respecto a sí mismo.

C. Mis pensamientos siguen aturdiéndome mientras intento relajarme, estoy haciendo mal?

No, no estás haciendo mal. Tratar de pensar "en blanco" es extremadamente difícil. Si estás intentando relajar tu cuerpo y de repente te preguntás qué es lo que tenés que hacer después o el estrés se impone, solamente re-dirigite a continuar con la meditación.

D. Tengo miedo de estar durmiendo en vez de meditando.

No te preocupes. Tu cuerpo puede estar exhausto y es lo que necesitás. Controlá que estés llevando una rutina de sueño saludable. Está bien dejar que tu cuerpo se duerma en tu sesión de meditación.

E. Puedo tener un machete para mis frases?

Sí, por supuesto. Incluso durante meditación/visualización podés crear tus propias frases.